Obras Completas Tomo II: Antología Poética de Rubén Darío por Rubén Darìo

April 4, 2020

Obras Completas Tomo II: Antología Poética de Rubén Darío por Rubén  Darìo
Titulo del libro : Obras Completas Tomo II: Antología Poética de Rubén Darío
Autor : Rubén Darìo
Fecha de lanzamiento : February 17, 2017
Número de páginas : 278

Obtenga el libro de Obras Completas Tomo II: Antología Poética de Rubén Darío de Rubén Darìo en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Hace 101 años, luego de practicarse una cirugía falleció el poeta nicaragüense Rubén Darío.

¿Cómo usar la poesía en una época en que suena cursi y hasta ridícula la expresión de los sentimientos?

Entendiendo que es una manera simple de hablarle al alma.

Con ella le damos voz a las emociones, viajando por el espacio tiempo a eras pérdidas. Comprendiendo que ganamos con la modernidad perdiendo, sin embargo, parte de nuestra humanidad.

El mundo de entonces, como el de hoy, estaba ocupado en aniquilarse por cuestiones banales. La Gran Guerra estaba en su apogeo, consiguiendo que en los campos de batalla aquél 6 de febrero no solamente se apagará la vida de un prolífico escritor sino de millares de seres que podrían alcanzar su gloria.

-¿Qué dice este pelmazo? – podrá preguntarse-. Una cosa no tiene que ver con la otra.
-Pero, ¡no!

Hablar de Rubén Darío, y más aún, exponer esta antología de su obra poética linda necesariamente con lo más humano:

“Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo obscuro del lodo:
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.”

-Amo, amas…-


Sin pena ni gloria paso su centenario, pero los que aún gozamos de la literatura, podemos hacerle un homenaje al poeta reconociendo el valor de los hombres, sin ningún distingo, sin que cambie nuestra percepción por lo inesperado, así sea la traición, porque aquélla no es motivo de rencor, simplemente una manifestación más de cuán frágil es su naturaleza.

“¡Oh, saber amar es saber sufrir,
amar y sufrir, sufrir y sentir,
y el hacha besar que nos ha de herir!”
-Verso sutil-

Pedir, entonces, como Darío dijera:

“De rudos malsines,
falsos paladines,
y espíritus finos y blandos y ruines,
del hampa que sacia
su canallocracia
con burlar la gloria, la vida, el honor,
del puñal con gracia,
¡líbranos, señor!”

– Letanías de Nuestro Señor Don Quijote-

Y sentir, por ejemplo, que la esperanza no muere con el hombre, sino que se perpetúa en cada nacimiento. Que la tristeza no es eterna y que todo puede ser mejor…

“¡Helios!, tu triunfo es ése,
pese a las sombras, pese
a la noche, y al miedo, y a la lívida Envidia.
Tú pasas, y la sombra, y el daño y la desidia,
y la negra pereza, hermana de la muerte,
y el alacrán del odio que su ponzoña vierte,
y Satán todo, emperador de las tinieblas,
se hunden, caen. Y haces el alba rosa, y pueblas
de amor y de virtud las humanas conciencias,
riegas todas las artes, brindas todas las ciencias;
los castillos de duelo de la maldad derrumbas,
abres todos los nidos, cierras todas las tumbas,
y sobre los vapores del tenebroso Abismo,
pintas la Aurora, el Oriflama de Dios mismo.

¡Helios! Portaestandarte
de Dios, padre del Arte,
la paz es imposible, más el amor eterno.
Danos siempre el anhelo de la vida,
y una chispa sagrada de tu antorcha encendida,
con que esquivar podamos la entrada del Infierno.”

-Helios-


Abandonar lo que se marcha, inclusive la vida misma, sin apegos ni ataduras:

“Juventud, divino tesoro,
ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...”

-Canción de Otoño en Primavera-

Para eso sirve la poesía de Darío: para decir lo que sentimos, para vivir de otra manera el dolor, para saber que no estamos solos en las batallas que a diario luchamos, sin que tengan importancia las heridas sufridas porque somos superiores a los designios del hada destino.

Esta es la invitación para recorrer la lírica del padre del Modernismo en una compilación que no encontrará.