Memorias de una Escort. Cita a Ciegas parte I por Prohibida Gabriela

February 19, 2020

Memorias de una Escort. Cita a Ciegas parte I por Prohibida Gabriela
Titulo del libro : Memorias de una Escort. Cita a Ciegas parte I
Autor : Prohibida Gabriela
Fecha de lanzamiento : January 19, 2016
Número de páginas : 246

Descargue o lea el libro de Memorias de una Escort. Cita a Ciegas parte I de Prohibida Gabriela en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

"Las mujeres demasiado bellas tienen su camino empedrado por el Deseo de los hombres".
Isabel Allende

BASADA EN HECHOS REALES:

Gabriela es una mujer normal de clase media. Toda su vida ha sido confortable y tranquila hasta que da un vuelco inesperado: pierde el trabajo y, a las pocas semanas, su marido la deja por otra mucho más joven. Sola y arruinada ve como, de pronto, su mundo se vuelve del revés. Está muy asustada, no encuentra salida. Un día, por casualidad, contacta con una agencia de prostitutas. Ya nada es como era: ahora pasa por un momento desesperado y se ve abocada a “meterse a puta”.

¿Cuáles son sus circunstancias? ¿Cómo toma contacto con la profesión? ¿Cómo es su primer cliente y su cita de pago inaugural? ¿Qué siente al acostarse con desconocidos?... aquí encontraréis las respuestas a esas preguntas y a muchas más.

“Miró primero mis labios, luego me barrió de arriba abajo con una lacerante ojeada que, como un escáner, traspasó mi ropa y llegó hasta la carne haciéndome sentir desnuda. Sonrió, aprobatorio y satisfecho. Iba a saludarle, pero él dio un paso al frente reduciendo a cero la corta distancia que nos separaba. Agarrando suavemente mi cabeza por la nuca y sin mediar palabra, me fue directo a la boca, y me la devoró profunda, larga y tan sensualmente que me dejó sin aliento.

-Hola, encanto, bueno, ya te tengo toda para mí. Sarita no me ha engañado, eres un bombón. Dime ¿De verdad no has estado nunca con alguien, cobrando?

Yo estaba envarada; debía tener las pupilas dilatadas como monedas de un euro y las mejillas me ardían, mi azoramiento era más que patente; la suya me pareció una pregunta retórica, dirigida únicamente a alimentar su excitación escuchándolo de mis labios.

-No, claro que no. Es mi primera vez, además es que no me he acostado con nadie desde… bueno, ni siquiera recuerdo cuánto hace –lo solté sin pensar, sintiéndome aún más idiota y arrepintiéndome al instante. No había por qué; mi última frase era un regalo añadido para sus oídos.

-Ah… ¿En serio?... Así que, no solo voy a desvirgarte como puta, sino que, además, tendrás el coñito cerrado, bien apretado para mí –dibujó una sonrisa inquietante, mostrando una dentadura blanca y perfecta.

Entonces se me tiró a la boca y me besó, mordiéndome el labio inferior. Se le notaba en su salsa pero a mí nunca me habían hablado de esa manera. Para su deleite enrojecí aún más, muerta de vergüenza”.

Haciendo "click" en la portada empezaréis a sumergiros en la conversión de Gabriela en escort.